Gastrolea

¿Cómo sospechar que sufres de Enfermedad Inflamatoria Intestinal?

enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal es el nombre que se le da a todas a aquellas enfermedades que causan daño o inflamación crónica en el tracto digestivo y son una de las causas más comunes de consulta en Gastrolea, pero ¿Cómo sospechar si sufres de Enfermedad inflamatoria intestinal?

Entre las enfermedades más frecuentes de este tipo encontramos:

Colitis ulcerosa

Se presenta inflamación y úlceras (llagas) en el revestimiento del intestino grueso, suele iniciar en la zona del recto y los síntomas generalmente aparecen gradualmente, aunque también pueden presentarse repentinamente e incluso los pacientes pueden tener períodos de remisión.

La mayoría de los pacientes pueden presentar síntomas leves o severos entre los que están:

  • Diarrea.
  • Fatiga.
  • Dolor abdominal.
  • Cólicos.
  • Sensación de que necesita evacuar e incapacidad para hacerlo.
  • Presencia de sangre o pus en las heces.
  • Llagas en la boca o en la piel.
  • Dolores articulares.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.

Los síntomas dependen de la ubicación de la enfermedad y del grado de las lesiones.

Estos son algunos tipos de colitis ulcerosa:

  • Proctitis ulcerosa. La inflamación se limita a la zona cercana al ano (recto), para clasificarla así se sugiere que la inflamación no supere los 15cm desde el ano. Su único síntoma suele ser sangre en las heces.
  • Proctosigmoiditis. La inflamación afecta al recto y al colon sigmoides (extremo inferior del colon). Entre los signos y síntomas, se incluyen diarrea con sangre, dolor y cólicos abdominales e imposibilidad de defecar a pesar del deseo de hacerlo (tenesmo).
  • Colitis del lado izquierdo. La inflamación se prolonga desde el recto hasta el colon sigmoides y el descendente. Es del tipo más frecuente, entre el 30% y 40% de los pacientes padece de este tipo. Entre sus síntomas, se incluyen diarrea con sangre, dolor y cólicos abdominales del lazo izquierdo y necesidad imperiosa de defecar.
  • Colitis ulcerosa extensa o Pancolitis. Es la menos frecuente, se estima que solo entre un 9% y 17% de los pacientes la padece. La inflamación en este caso se extiende más allá del ángulo esplénico, desde el recto hasta el ángulo hepático (ángulo que forma el colon transverso con el colon ascendente), incluyendo el colon transverso; en algunas ocasiones puede llegar a afectar a todo el colon (Pancolitis) y provocar episodios de diarrea con sangre que puede ser intensos, dolor y cólicos abdominales, fatiga y una pérdida importante de peso. 
Se desconoce la causa de esta enfermedad y puede darse en personas de cualquier edad, pero si tienes antecedentes familiares o padeces alguna enfermedad autoinmune, pueden considerarse como factores de riesgo.

Enfermedad de Crohn

Se desconoce las causas de esta afección y se presenta cuando el sistema inmunitario del propio cuerpo ataca por error y destruye el tejido intestinal sano (trastorno autoinmunitario). 

Sus síntomas más frecuentes son:

  • Diarrea.
  • Cansancio
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Sangre en las heces.
  • Inflamación de las articulaciones.
  • Dolor abdominal.
  • Fiebre.

En ambas enfermedades los síntomas pueden variar de más leves a más graves e incluso tener períodos sin síntomas.

La enfermedad inflamatoria intestinal por si misma no es grave, pero el progreso de sus lesiones pueden ocasionar daños irreversibles (incluso progresar a cáncer de la mucosa gastrointestinal), que pueden poner en riesgo la vida de los pacientes sino son tratados a tiempo.

El tratamiento te ayudará a sanar el colon y prevenir los síntomas, por eso es importante que visites a tu médico de confianza si notas algunos de los síntomas antes descritos o si hay variaciones en tus rutinas gastrointestinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *